sábado, 30 de agosto de 2008

Il y a longtemps que je t'aime

Ayer volvimos al cine de nuevo para ver "Hace mucho que te quiero" de Philippe Claudel.
Mi novio, que siempre saca las entradas, ya esta curtido en eso de declararse a las taquilleras ya que ultimamente los títulos de las películas que le llevo a ver incluyen mensajes secretos de amor.
No conozco la obra literaria de este señor pero creo que después de ver su opera prima como director de cine voy a interesarme.
Me ha encantado como ha tratado un montón de temas y como él mismo ha dicho ha ido tejiendo una colcha de las relaciones humanas.
Personalmente el tema de las relaciones entre hermanas que han estado separadas gran parte de su vida me toca muy de cerca porque yo he pasado por una cosa similar con mis hermanas y por lo tanto, me han encantado las partes en las que las hermanas intentan recuperar retazos de recuerdos de infancia para volver a reconectar su historia de amor entre hermanas.
El primer papel de Kristin Scott Thomas como protagonista no lo podía haber elegido mejor.Esta absolutamente exquisita en su papel. Creo que bajo mi punto de vista, perfecta. Salir con la cara lavada no le ha quitado una pizca de glamour.
Sabe ser ella misma y al mismo tiempo encarnar otro personaje que podría haber sido ella, sin falsear ni por un instante.
La relación entre dos hermanas o es complice o no es nada.Y es tan dificil cuando el tiempo ha desgastado todo lo que podría y debería haber sido, que sólo el tiempo es capaz de redibujarlo todo en un instante donde lo que no ha sido solo tiene dos opciones o empezar de nuevo o seguir como está.
Otro tema que me encanta como ha sido tratado, es la necesidad de saberse recordado en la ausencia.La necesidad del ser humano de sentirse necesario e importante en la vida de los que se supone que son sus puntos de apoyo en esta vida aunque no estén contigo físicamente. Esto es universal y causa las mayores catástrofes del corazón cuando piensas que no existe.
La falta de sensibilidad es uno de los males mayores de este mundo asi que vayan a ver películas como esta y que el agua se convierta en vino y se multipliquen los panes y los peces a ver si sucede el milagro y conseguimos curarnos todos de la individualidad que lo impregana todo en toda su amplitud de espectros posibles.

3 comentarios:

mabuib dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Septiembre dijo...

Hola... muchas gracias por tu visita.
Tienes un blog muy interesante, te visitaré.
Saluditos.

Anónimo dijo...

Muy bien a mi tambien me gusto pero recuerda que las tres siguientes las elijo yo